Historia del CTMA

La historia del CTMA es tan rica como la del país y su evolución tecnológica a lo largo de más de 80 años de existencia. Sería imposible contarla en breves líneas, aunque nuestro esfuerzo fuera extremo en este sentido, por lo que aprovechando las ventajas tecnológicas de que disponemos, decidimos contarla a través de la divulgación de documentos históricos de nuestra propiedad intelectual, ya que fueron escritos por y para socios del CTMA y plasmados en las ediciones trimestrales de la publicación “Automotor”, órgano oficial de difusión de nuestra actividad desde el año 1926. Lamentablemente esta edición se interrumpió en el año 1970 por motivos ajenos al CTMA que respondían a la realidad de nuestro país, publicándose nuevos ejemplares recién en el año 1977 y por última vez. Recuperada la democracia, se intentó por parte de las sucesivas directivas publicar con la ayuda de colaboradores, ediciones similares que contribuyeran a la tan necesaria divulgación de nuestra actividad, la actualidad tecnológica, del sector, del país y su gente. A través del esfuerzo y las ganas que todos los que integran el CTMA tienen, logramos con la ayuda del querido Julio Rosso, desgraciadamente desaparecido físicamente pero vivo en nuestro recuerdo, que la edición de la revista “Mundo Automotor”, la cual apoyamos desde su inicios, se transformara en órgano oficial de prensa y difusión del CTMA. Esto último no solo gracias a sus fundadores, sino también, y muy especialmente, a la directora actual, digan hija del fundador, Gabriela Rosso.

Es nuestro interés comenzar con algunos artículos en cada año en que la publicación fue editada. Manteniendo el compromiso de publicar otros nuevos periódicamente con el fin de divulgar la realidad del sector, del país y de su gente, desde el punto de vista de los actores de la época. Creemos que es un documento histórico único y el mejor homenaje para nuestro Centro y para todos los que fueron directivos, empleados y colaboradores a lo largo de estos años, los cuales marcaron el camino a seguir, y el cual debemos recorrer como herederos de esa honorable legión de propietarios de talleres.


1923


1926

Segundo año de existencia del Centro Talleres Mecánicos. Nace una publicación oficial como herramienta de divulgación de la actividad y principalmente a raíz de las dificultades que atraviesa desde temprana edad la industria de la reparación automotriz. Se destaca la falta de una reglamentación clara desde el punto de vista impositivo con relación al volumen de trabajo.

1927


Nace la Federación Comercial del Automóvil, con 200 firmas asociadas, y se aprueban sus estatutos. A más de veinte años de introducido el Modelo Ford T, se lanza el nuevo modelo de auto americano, capaz de desarrollar en suelo plano hasta 65 millas por hora de velocidad (104 km/h). El Salón del auto de París promete mejoras locativas para el 7 de octubre de este año, los 6 cilindros serán las estrellas de la exposición.

1934

Bajo la presidencia de Don Isaías Pesce, se cumplen 10 años de vida del CTMA y se reafirma el pensamiento que sigue hasta la fecha de defender la industria nacional, capacitarse día a día como necesidad ante el cambiante mundo de la fabricación, perfeccionamiento y difusión del automóvil. “Considero que la verdadera protección a la industria nacional no debe pedirse y esperarse de los poderes públicos, sino del pueblo, pero para conseguir esta verdadera protección, es necesario demostrar la propia capacidad” (Isaías Pesce – Enero 1934). Aparece en Uruguay el grave problema del ambulantismo, técnicos que ofrecen sus servicios casa por casa y arreglan automóviles en las calles o en la casa del propietario.

1938

Nace “Automotor” como Revista oficial del CTMA, bajo la tutela de la Comisión de Prensa formada por Don Isaías Pesce, Enrique V. Gravier, Leandro Passeggi y como redactor responsable Raúl Uslenghi. Con la calidad de información e impresión que merece una Institución pionera como el CTMA, se imprimen los primeros ejemplares con alcance nacional. Se acentúa el problema de préstamo de carné de socio a amigos de propietarios de talleres, los cuales hacen uso de beneficios que no les corresponden en compra de repuestos. Se logra el respeto por parte de los propietarios de talleres el arancel mínimo para la mano de obra en reparaciones, posibilitando la libre competencia sin precios predatorios en el mercado.

1939

Se plantea por primera vez la dificultad recurrente en la tasación de vehículos siniestrados por parte del Banco de Seguros del Estado. Se forma una comisión formada por integrantes del CTMA y el B.S.E. con el fin de estudiar el tema. Llamado a todas las entidades del comercio y la industria por parte de la Comisión Honoraria de Contralor de Exportaciones e Importaciones para estudiar el problema del pago de importaciones en la moneda de origen y faltantes en plaza de repuestos y accesorios imprescindibles para efectuar reparaciones. El progreso en la industria se desarrolla a pasos agigantados, crece fuertemente el uso de la soldadura eléctrica, con la introducción de un nuevo sistema que forma automáticamente las soldaduras con un solo pase del electrodo. Las herramientas para pulidos “super finos” de émbolos, cigüeñal, vástagos de válvulas y otros, encuentran compañías que las explotan en su totalidad, como la Chrysler Corporation. El sistema de maquinarias tipo “tunel” se hace cada vez más común en la fabricación de automóviles.

1940

El mundo nuevamente en Guerra, el futuro de la economía y la industria automotriz incierto. La suba de la nafta como consecuencia prevista.

1941

Duplicados los impuestos a los talleres en los últimos cinco años, sumado al congelamiento de las tarifas a cobrar y el poco poder adquisitivo del propietario del automóvil, hacen que la situación de los talleres sea casi insostenible, subsistiendo apenas pagando los costos fijos. La aplicación de privilegios exclusivos para ciertos industriales grandes capitalistas ha resultado contraproducente para la mayoría de los productores de riqueza del país. Escudados en este proteccionismo exclusivo resulta fácil el acaparamiento, cotizando de forma antojadiza, obligando al consumidor a pagar elevado precio por artículos (3 a 4 veces su valor real). En este marco y de forma de subsidiar este proteccionismo se elevan los impuestos a los demás industriales medianos y pequeños (talleres mecánicos y afines) de forma dramática, peligrando su existencia. Muchos son los inspectores recibidos en las empresas, los cuales carecen de criterio y tolerancia, más derrochan prepotencia. Se multiplica el ambulantismo en la reparación automotriz.

1942

Se presenta el problema del racionamiento de la nafta, de acuerdo a las reservas que hay en el país, y a la suba evidente que ha tenido.

1946

Se edita un nuevo número de “Automotor” luego de la suspensión en el año 1942 por los hechos mundialmente conocidos. Con la tutela de la Comisión de prensa formada por Ramón Palermo, Romeo A. Borsani, Alejandro Silva y Juan Maisonnave, continuando como redactor responsable Raúl Uslenghi. Bajo la presidencia de Don Héctor Cardelino, el 24 de agosto de este año, se cristaliza un viejo sueño perseguido durante años y para lo cual muchos socios colaboraron desde la fundación: la Sede Social en la calle Yi 1174 (hoy Carlos Quijano 1174). Si histórica es esta fecha para nosotros, más histórico todavía es el hecho de que este lugar haya pertenecido a Don José Enrique Rodó.

Se constituye el Consejo de Salarios del Grupo 18 al cual asisten representantes del CTMA.

1947

Repercusión negativa en los precios de las reparaciones, debido al costo salarial derivado de los Consejos de Salarios. Por este concepto la empresa “taller” destina gran parte de su ingreso. El 29 de abril fallece en la ciudad de Montevideo, uno de los fundadores y principal gestor del CTMA, así como también el primer Secretario de la Institución, Don Alejandro Bailón. También en ese año fallece otro de los fundadores, Don Juan Volonté. Se discute por primera vez la patente de rodado. Se plantea la dificultad que genera no discriminar el precio de la misma de acuerdo a la utilidad que presta el vehículo. Aparece en serie el sistema de enfriamiento cerrado en automóviles. Se plantea el problema de la falta de divisas para la importación de repuestos automotrices.

1948

Continúa el problema de falta de divisas para importación de repuestos automotores. Suba de la nafta, provoca la reacción del CTMA ante el Ministerio de Industrias y Trabajo. Se plantea el apoyo por parte del CTMA al proyecto de ley propuesto por el representante nacional Don Arturo Lezama, sobre supresión de los descuentos a las jubilaciones, en especial a las patronales. Primer sondeo de parte del Ministerio de Industrias al CTMA por opinión acerca del sistema de horario continuo de 7 horas con quince minutos de descanso en la tercera y cuarta hora. Festejo de los primeros 25 años de existencia del CTMA con participación de delegaciones internacionales, especialmente argentinas. Se limita por parte del Senado de la República el costo en la comercialización de las máquinas agrícolas y de los vehículos automotrices en general.

1949

Un problema recurrente: la falta de divisas para repuestos automotores. Se suscitan conflictos obreros en el sector metalúrgico. Huelga de obreros en Centro Automovilista del Uruguay se pretende extender a todo el Grupo 18, CTMA se opone. En agosto de este año fallece un ex presidente del CTMA y socio desde los inicios de la Institución, Don Víctor Enrique Gravier. Consejos de Salarios, nuevamente en el tapete, CTMA presente.

1950

Se plantea la retroactividad de los Consejos de Salarios, con las dificultades que esto conlleva para los empleadores. El CTMA publica un texto dirigido a la opinión pública acerca de la apelación interpuesta contra el Laudo del Grupo 18, firmado por el Presidente Don Elías Pastorino y el Secretario Don Héctor Cardelino. Movimiento Nacional contra la Retroactividad de los Laudos. Por primera vez, en la Boeing Airplane Co. se instala una turbina de gas para propulsar un camión.

1951

Nuevamente los Consejos de Salarios acaparan la atención gremial.

1952

Cambios en las normas y leyes provocan reacciones diversas. En aplicación de la ley de fecha 27 de setiembre de 1950, sobre el nuevo sistema de pagos para las aportaciones jubilatorias, se transforma la cadena de pagos y los locales donde realizarlos. El CTMA acompaña a la Cámara Nacional de Comercio en su exposición elevada al Ministerio de Industrias sobre la imperfección en la aplicación de los Consejos de Salarios. Se estudia y debate el Proyecto de Financiación del Presupuesto General de Gastos. La Comisión Directiva del CTMA advierte que peligra el beneficio por descuentos a los asociados dados por la empresas repuesteras, con motivo del traslado de los mismos a amigos y familiares del tallerista.

1953


1954


1955


1956


1957


1958


1959


1960


1961


1962


1963


1963


1965


1966


1967


1968


1970


1973

Abrir chat
Powered by